A falta de cura, buena es una tele

25 12 2010

A los vecinos de Padróns nadie les ha impedido celebrar su misa de Navidad. El cierre de la parroquia decretado por el cura, que no oficiará ninguna misa mientras permanezcan las pancartas en su contra, ha obligado a los fieles a ‘llevar’ la misa hasta el lugar. Televisor, abrigos, un buen fuego y sillas, el equipo completo para disfrutar de la misa de Navidad.

El conflicto por la desaparición de las joyas de la iglesia de Padróns, en el municipio de Ponteareas (Pontevedra) continúa. La Navidad no iba a frenar a los vecinos, ni en su fe en fechas tan religiosas, ni en su acusación contra el párroco don Jesús, al que apuntan como ladrón de los exvotos.

Desafiando a la fría mañana de Navidad -un grado bajo cero- alrededor de un centenar de personas se congregaron en la plaza de la iglesia para ‘asistir’ a la misa retransmitida por el canal eclesiástico Popular TV. Un televisor sujetado a un coche, un ordenador a modo de sintonizador de la señal y varios altavoces colgados de las farolas y de los postes telefónicos, propiciaron el santo encuentro.

Las pancartas contra el párroco continúan decorando la plaza, lo que provoca que el sacristán se niegue a abrir la iglesia para dar misa. “Una virgen muy venerada, al final quedó sin nada”, “Dios mío, Jesús, ¿dónde está el oro de la Virgen de la Salud?” o “Caña, caña, caña, a Padróns no se engaña”, son los eslóganes que cuelgan de los árboles, entre la parroquia y el cementerio.

Los fieles insisten. “El Obispado se va a arrepentir, esto se le va de las manos”, dicen sobre un conflicto que continúa.

Mientras, el Obispado de Tui-Vigo sigue apoyando al cura Don Jesús y pide la retirada de las pancartas. El pasado día 21, varios vecinos de la parroquia entregaron en la sede del Obispado 368 firmas reclamando explicaciones sobre la desaparición de las joyas y pidiendo un cambio de cura “por la pérdida de confianza” en el actual. La Iglesia pide confiar en la investigación iniciada por la Guardia Civil y se niega a relevar a don Jesús, ya que supondría culpabilizarle de la desaparición.

Ya hace dos meses que sucedió el expolio en la Casa Rectoral de Ribadetea, donde se guardaban las donaciones de los fieles de la Virgen de la Salud, a la que adornaban junto a otras imágenes con estos objetos de valor. Un cáliz de plata, un cordón de oro de 193 centímetros, una cadena de oro de 48 centímetros, un anillo de oro grabado con iniciales, cinco pares de pendientes y otras joyas menores desaparecieron junto a un microondas y un ordenador.

Los vecinos dudan de la teoría del robo por parte de alguien ajeno. Diego Troncoso, de la Asociación de Vecinos y portavoz en el caso, cree que “no tiene consistencia y sí muchas contradicciones”. Mientras que la sala donde estaban el microondas y el ordenador fue forzada, la caja de caudales que guardaba las joyas estaba intacta. Además, la desaparición tuvo lugar en octubre en ausencia del cura, pero la denuncia no se puso hasta noviembre.

Fuente: El Mundo

Anuncios

Acciones

Information

One response

3 01 2011
A falta de cura, buena es una tele « Galicia Hoy

[…] Fuente: A falta de cura, buena es una tele « EL RINCON DE MARTINEZ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: