El negocio de la ley anti tabaco

7 01 2011

Las arcas públicas parecen que van a terminar siendo las grandes beneficiadas de la Ley Antitabaco. Y no sólo porque el Estado ha elevado un 28% los impuestos de este vicio que tanto condena pero tan rentable le sale, sino también porque los Ayuntamientos van a ver seriamente incrementada su recaudación con las licencias de las terrazas.

De hecho, todo el nuevo despliegue que promete llevarse a cabo en los exteriores de bares y restaurantes está llamado a convertirse en un gran negocio. Y sus primeros frutos ya se están viendo con la compra de estufas seta.

En apenas tres días, los primeros laborales con la nueva normativa, la venta de estos productos se ha disparado un 175%, según publicó elMundo, y la disparada demanda ha dejado sin reservas a las tiendas de estas setas, cuyo precio supera los 200 euros.

La alternativa que están encontrando los bares y restaurantes para seguir atrayendo al público fumador y evitar una caída de los ingresos que se prevé del 10% para los primeros, y del 5% para los segundos, es ampliar la temporada de terrazas a todo el año, frente a su tradicional carácter estival.

Este cambio ha llevado a más de un ayuntamiento a disparar las tasas, aprovechando la nueva normativa. Un famoso caso es el del consejo asturiano de Villaviciosa, donde con el nuevo año ha entrado en vigor una ordenanza que prácticamente duplica las tarifas de terrazas de las sidrerías, según ha denunciado en la prensa local las asociaciones de comerciantes de esa región.

La conversión de una terraza de temporada a otra de todo el año exige solicitar la nueva licencia en las Juntas de Distrito y pagar el consiguiente exceso de precio, que puede oscilar entre  los 10 y los 70 euros el metro cuadrado, una jugosa nueva vía de ingresos para las enclences arcas públicas.

Pero no sólo se está haciendo negocio en torno al vicio de fumar, sino también alrededor de los productos para dejarlo. Las farmacias han notado un significativo aumento de las ventas de productos que ayudan a superar esta adicción, mientras que muchos médicos se están frotando las manos ante la nueva vía de negocio que se les abre.

Los cigarrillos electrónicos, cuyos precios pueden ir desde los 13 hasta los 50 euros, están prácticamente agotados y se han convertido en unos de los regalos estrella de estas Navidades.

Del mismo modo, los parches y los chicles de nicotina han visto duplicar su demanda, mientras que las consultas de médicos expertos en ayudar a dejar este vicio han disparado el número de pacientes incluso un mes antes de entrar en vigor la ley.

Hasta la clásica manta puede vivir un nuevo esplendor gracias a la Ley Antitabaco, ya que son muchos los establecimientos que están demandando este producto para arropar a sus clientes y ayudarles a entrar en calor mientras se fuman un cigarrillo al aire libre. Todo vale con tal de mantener el negocio.

Fuente: La Informacion.com

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: