¿Qué pasará con el dinero de los ciudadanos tras la reforma de las cajas de ahorros?

26 01 2011

Una nueva fase en la reestructuración del sistema financiero español ha comenzado. El Gobierno ha anunciado unos requisitos de solvencia más estrictos para bancos y cajas de ahorros, en los que intervendrá el Estado si no son capaces de captar el capital que necesitan en los mercados.

¿Están en peligro los ahorros de toda una vida? ¿Qué pasará si cierran la sucursal de mi calle? En principio, el dinero está seguro. Estas son algunas respuestas.

¿Peligran las entidades?

El Gobierno calcula que el sistema financiero español necesita hasta 20.000 millones de euros más para tener un colchón de fondos con margen suficiente con el que hacer frente a impagos de sus deudores, principalmente ‘ladrillo’.

Sin embargo, esta es la banda baja que estiman agencias de calificación crediticia y banca de inversión. Incluso Joaquín Almunia, comisario europeo de Competencia, dice que esta cifra sólo es el dinero público que necesitarán las entidades, pues hay un agujero aún mayor que debería ser cubierto con financiación privada.

¿Qué entidades son seguras? En teoría deberían serlo todas, porque los bancos y cajas de ahorros que no tengan este ‘colchón’ serán intervenidos por el Estado en septiembre.

¿Qué es el ‘colchón’de reservas?

El ‘colchón’ es, técnicamente, el ratio de ‘core capital‘. Éste es el porcentaje entre los fondos que tiene la entidad disponibles inmediatamente y sin riesgos (capital básico, acciones, más otras reservas) y el valor de sus activos considerados de riesgo.

Para dar ejemplo a los mercados, el Gobierno pedirá un ‘colchón’ más duro que el demandado en otros países. A la banca le exigirá un ratio de ‘core capital’ del 8% y a las cajas de ahorros, más presionadas, de entre un 9% y un 10%.

¿Cómo será la intervención del Estado?

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) inyectará capital a cambio de acciones ordinarias, una nacionalización “temporal” que tendrá un límite máximo de cinco años.

Esto supondrá que el Estado será accionista de las entidades ayudadas. Como las cajas de ahorros no cotizan, tendrán que convertirse en bancos para poder cambiar acciones por inyecciones de dinero público.

¿Qué supone esto? Que tendrán que separar la acción social de la actividad puramente bancaria, que permitirá la entrada de accionistas privados.

¿Qué son las fusiones?

Las cajas han utilizado distintos sistemas para unirse en los últimos dos años. Con el objetivo de reforzar sus cuentas, se han producido fusiones tradicionales en las que varias cajas se han unido en una sola (NovaCaixaGalicia, por ejemplo); otras han sido absorbidas por las más grandes (Caixa Girona por La Caixa) y otras han recurrido al Sistema Institucional de Protección (SIP).

Este último sistema consiste en que varias cajas operan como un ‘holding’: mantienen sus marcas y personalidad jurídica propias, pero ceden como mínimo un 40% de sus negocios a una entidad central que actúa de paraguas del grupo.

¿Mis ahorros están seguros?

Intervenga el Estado o las cajas se fusionen con otras, no cambian las condiciones de los productos financieros contratados hasta la fecha, como cuentas corrientes o tarjetas de crédito, advierte la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

No obstante, las nuevas entidades pueden modificar las comisiones de productos como cuentas y tarjetas de débito “siempre y cuando se lo comuniquen con la suficiente antelación al cliente”.

¿Qué pasa si cierran la sucursal de mi barrio?

Si una oficina echa el cierre, su dinero no peligra, pero la entidad tiene la obligación de gestionar el traslado de cuenta a otra oficina.

En el caso de cambiar su número de cuenta por su integración con otras cajas, la entidad tiene la obligación de informarle, “indicándole la nueva numeración de su cuenta y reconduciendo a ella todos los pagos y recibos domiciliados”.

Respecto a la red de cajeros, si varias entidades se fusionan podría cambiar el sistema de pago (Servired, Euro6000) pero sus clientes “no verán modificadas las condiciones suscritas originalmente con su entidad”.

¿Depósitos garantizados?

Tras la quiebra de Lehman Brothers en 2008, el Gobierno decidió elevar el Fondo de Garantía de Depósitos hasta 100.000 euros por titular y entidad.

OCU advierte a los usuarios que tuvieran varios depósitos en cajas que luego se fusionaron en una sola que, desde ese momento, sólo tendrán cubiertos hasta 100.000 euros.

Por ejemplo, si tenía un depósito de 100.000 euros en Caixa Manlleu y otro de 150.000 euros en Caixa Sabadell, antes tenía cubiertos hasta 200.000 euros (100.000 por cada una). Sin embargo, al unirse en una sola, Unnim, ahora solo tendrá cubiertos 100.000 de los 250.000 euros.

Éste es un caso distinto del de los SIP, que, al mantener cada caja su personalidad jurídica independiente, cada una guarda su propia cobertura del Fondo de Garantía de Depósitos.

En cualquier caso, cabe recordar que Irlanda decidió en 2008 cubrir el 100% de los depósitos bancarios. Ello provocó que, con la quiebra de sus bancos, debiese ser rescatada con el dinero de la eurozona a finales de 2010.

¿Cambiaría mi hipoteca?

Cualquier deuda contraida con una entidad que desaparece ni cambia ni se anula, se traspasa. La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), recomienda pagar religiosamente la hipoteca para no ser embargado, porque el pago del préstamo sería asignado a los acreedores de la entidad.

¿Se puede sacar todo el dinero del banco?

Pese a que Caja Castilla-La Mancha fue absorbida por CajAstur tras su intervención por el Banco de España, sus clientes siguen sacando su dinero por desconfianza: entre noviembre y enero sacaron unos 600 millones de euros, informa Cristina Caballero.

La normativa vigente garantiza poder sacar el dinero de cuentas corrientes o libretas sin problema alguno; y en el caso de depósitos o inversiones también se puede retirar pagando las penalizaciones correspondientes.

En caso de no tener el dinero en metálico “por seguridad”, el banco tiene un plazo de 24 horas para conseguirlo. No obstante, en el hipotético caso de una descapitalización masiva de la entidad, el Banco de España tiene la potestad de ordenar un ‘corralito’.

¿Qué entidades no tienen un ‘colchón’ suficiente?

Los bancos que tienen menos de un 8% de ‘core capital’ son, según los últimos datos disponibles, Bankinter (6,7%) y Sabadell (7,8%), informa Juan Emilio Maíllo.

Las cajas de ahorros con un ‘colchón’ inferior al 9% son NovaCaixa Galicia (6%, formada por Caixa Galicia y Caixanova); Unnim (6,2%, Caixa Sabadell, Caixa Terrasa y Caixa Manlleu); CatalunyaCaixa (6,3%, Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caixa Manresa), Banco Financiero y de Ahorro (6,8%, SIP de Caja Madrid, Bancaja, Caixa Laietana, Caja Canarias, Caja Ávila, Caja Segovia y Caja Rioja); Caja Duero-España (7,1%); Banco Base (8,2%, SIP de CAM, Cajastur, CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura); Mare Nostrum (8,4%, SIP de Caja Murcia, Caixa Penedés, Sa Nostra y Caja Granada) y La Caixa (8,6%).

Fuente: El Mundo

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: