Gamberrismo digital

27 03 2011

El cibercrimen difunde leyendas urbanas para captar datos

El envío de bulos ´on line´, un sistema para conseguir direcciones de ´e-mail´.

En una caja de resonancia como internet, basta con lanzar un bulo condimentado con elementos que induzcan al miedo, al deseo sexual, a la risa o al cotilleo para que el mensaje empiece a ser reenviado sin parar de un usuario de correo electrónico a otro. Este mecanismo viral, alimentado por la necesidad de los internautas de avisar de peligros a familiares y amigos, es el que da vida a los hoax , que es como se denomina a las cadenas de mensajes con informaciones falsas en internet. Esos e-mails son difundidos por delincuentes para obtener cientos de miles de direcciones electrónicas que venden a cibercriminales, que las usan para enviar mensajes de phishing (estafa bancaria por internet).

Haga memoria- Seguro que alguien le ha avisado de un inminente atentado de ETA en un centro comercial, le ha instado a que no haga luces a un coche que circula con las luces apagadas de noche (si lo hace, la perseguirán y le matarán como parte del rito iniciático de una banda), le ha comunicado que en breve Hotmail será de pago o le ha rogado que reenvíe un mensaje sobre una niña desaparecida. El abanico de hoaxes en circulación es muy variado. Los bulos on line no han dejado de crecer desde que el uso de internet comenzó a popularizarse.

El inspector Jordi Domènech, jefe del Area Central de Investigación de Personas de los Mossos d´Esquadra, en la que se engloba la Unidad de Delitos Tecnológicos, explica el uso delictivo de estas cadenas: “Se emplean para recopilar las direcciones de correo electrónico de aquellas personas que, al leerlos, pican, es decir, se creen esas informaciones y las reenvían a familiares y amigos. Además, al hacerlo demuestran que tras esa dirección hay una persona real”.

El efecto viral de esos e-mails hace que antes o después, en esa cadena interminables de reenvíos, el mensaje le vuelva al emisor original, en un e-mail en el que constan cientos e incluso miles de direcciones de correo de las personas a las que ha sido enviado. “Esas direcciones se venden a grupos que las usan para enviar spam o phishing”, dice Domènech.

Una encuesta on line realizada en el 2009 por la Asociación de Internautas cocnluyó que al 70% de los usuarios de internet les cuesta distinguir un rumor de una noticia real. La ventaja que tienen los hoax sobre otros tipos de e-mails maliciosos es que, normalmente, son enviados por amigos o familiares del destinatario. ±Generan más confianzaO, dice el inspector Domènech.

 

GAMBERRISMO DIGITAL “La red ha disparado una auténtica tecnología del rumor: hay hasta programas que permiten difundir mensajes a miles de correos, blogs, webs…”, afirma Francisco Canals, director de la empresa de reputación on line Identidadlegítima.com. “Actualmente, un millón de direcciones de correo se vende por unos 150 euros”, explica Luis Corrons, director técnico de Panda Labs. Corrons advierte de cómo el conjunto de redes sociales (sobre todo, Facebook) “están amplificando la difusión de esas cadenas”.

En otras muchas ocasiones el objetivo de quien crea y difunde un hoax “no va más allá del placer de ver triunfar la información falsa que ha creado”, afirma Canals.

Fuente: Diario de Cordoba

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: