A vela… Como un cohete

30 03 2011

El año pasado, el estadounidense Rob Douglas logró navegar a 103 kilómetros por hora (55.65 nudos), estableciendo el nuevo récord del mundo de velocidad a vela. Lo hizo con una tabla y una cometa. Y es que el kitesurf es ahora mismo el medio más rápido sobre el agua. Paul Larsen quiere poner fin a dicha hegemonía con el Vestas SailRocket 2 (VSR2), una peculiar embarcación con la que pretende superar en abril los 111 kilómetros por hora.

Larsen, piloto y líder del proyecto, lleva nueve años persiguiendo este vertiginoso desafío. En 2008, firmó el récord de la clase B al recorrer 500 metros a una velocidad media de 47,36 nudos a bordo de la primera versión de su cohete a vela. Ahora quiere la victoria en la categoría reina.

El equipo tenía claro desde el primer momento que no tenía sentido construir una embarcación convencional, compleja y cara, simplemente para ser algo más rápido que un kitesurfista. Hacía falta un diseño radical.

El resultado de 16 meses de trabajo en Cowes (Inglaterra) es una estrecha cabina de pilotaje de 12 metros de eslora y con capacidad para dos personas, unida por un travesaño a un ala rígida de 22 metros cuadrados. Aparentemente, una excéntrica embarcación. Sus propios creadores reconocen que, hablando en términos de navegación convencional, el VSR2 no es nada práctico. Pero, en términos de velocidad, pretende ser una auténtica bestia.

Con dicha fisionomía, el VSR2 alinea y elimina las fuerzas de viento y agua con las que los barcos suelen volcar, según su creador. “Es como si alguien tratara de tirarte al suelo empujándote de los zapatos y no de los hombros; te podrá mover, pero no tirarte”, explica Larsen.

El país africano de Namibia es el escenario escogido para que el VSR2 ponga fin a la supremacía del kitesurf y del windsurf. O no. De los últimos siete récords, seis fueron conquistados con una tabla y una cometa, con la única excepción del trimarán Hydroptère (2009).

Si echamos la vista más atrás, los resultados son aún más clarividentes. Desde que en 1986 francés Pascal Maka se alzara con la corona en las Islas Canarias, el windsurf se convirtió en el guepardo de los mares hasta la irrupción del kitesurf en esta prueba controlada por el World Sailing Speed Record Council. Además del Hydroptère, sólo otro multicasco ha logrado entrometerse en territorio enemigo: El Yellow Pages Endeavour (1993). Ahora es el turno del VSR2.

Fuente: Expansion

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: