Hay musica más alla de Spotify

16 04 2011

Tras el anuncio del recorte de la versión gratuita de Spotify, el popular servicio de música a la carta, muchos son los que se preguntan dónde van a poder escuchar música de forma gratuita e ilimitada en Internet.

El ejemplar servicio musical que arrasaba entre los fans de todas las edades ha seguido el mismo camino que Last.fm.

Spotify también ha limitado drásticamente la gratuidad y ofrece tan solo 10 horas de canciones gratis al mes (anteriormente eran 20 horas). Además la reproducción de cada una de las canciones de su catálogo se limita a cinco veces como máximo en un mes.

Mala noticias para los aficionados a la música, muchos de los cuales emigrarán a ‘pastos más verdes’, como pueden ser estos:

Groove Shark

GrooveShark, un servicio musical muy potente, con más de 22 millones de canciones, incluyendo muchas en español.

La interfaz es muy sencilla y recuerda a una combinación de iTunes + Facebook, pues se puede entrar conectándose con la cuenta de la red social.

Las canciones que se van oyendo se guardan en una lista con sus carátulas y cuenta con áreas comunitarias con selecciones populares, recomendaciones y demás.

GrooveShark es totalmente gratuito, aunque entre canción y canción aparece de vez en cuando alguna que otra cuña publicitaria. Se puede eliminar la publicidad totalmente con lo que llaman versión VIP por unos 5 euros al mes.

Deezer

Deezer es un servicio francés traducido a varios idiomas (incluyendo castellano) bastante cómodo de utilizar. Su catálogo no es tan amplio como otros (unos 4 millones de canciones) pero incluye muchos conciertos y versiones especiales, dado que es un sitio que nació con cierta componente artística y de comunidad en que los grupos podían subir sus propias canciones.

Desde su web se pueden escuchar a los artistas y canciones de Sony Universal Records, entre otros, y puede encontrarse algo de música española, aunque es necesario registrarse y no todas las canciones están accesibles desde todos los países.

Se ofrece en versión gratuita con una calidad de audio razonable, así como en dos modalidades premium: una básica de 5 euros al mes sin publicidad y con calidad CD y otra de 10 euros al mes con acceso adicional a través del móvil y mediante descarga.

ShareTheMusic

ShareTheMusic es uno de esos servicios peculiares sobre el que el sector hace cábalas respecto a ver cuánto perdura.

Funciona registrándose y descargando un software especial (de momento sólo para Windows, próximamente para Linux y Mac OS X) que mediante tecnología similar al P2P (que llaman One-2-One) transmite la música entre usuarios.

De este modo cuando varios amigos tienen su ShareTheMusic Player activado y compartiendo a través de Internet los demás pueden escuchar las mismas canciones.

El truco está en que la música se transmite sólo de una persona a otra persona, no a varias a la vez, así que no puede considerarse una radiodifusión; la web de ShareTheMusic actúa como mera intermediaria.

La legalidad de este servicio todavía está por enfrentarse a fuego real, pero ya se comparten en él 100.000 canciones diferentes que se pueden oír.

Jamendo

Jamendo sigue siendo uno de los mejores servicios de música alternativa: en su web no están los grandes éxitos de la radio ni los que las discográficas intentan promocionar masivamente, sino más bien la música de artistas independientes que han creado y licenciado sus canciones para que se puedan escuchar en línea o descargar – en todos los estilos imaginables.

Los materiales se comparten mediante una licencia Creative Commons que permite escuchar la música o incluso emplearla para remezclar. Ideal para descubrir cosas nuevas.

Musicuo

Musicuo es otras de las novedades más recientes, un servicio de música en streaming con una calidad más que aceptable. Dos son sus principales diferencias respecto a otros servicios similares: que está desarrollado con la última tecnología HTML5, que hace innecesario el plug-in Flash necesario en otros sitios y que, gracias a lo anterior, funciona en los iPad y iPhones de Apple sin problemas.

Su aspecto externo es igual al de GrooveShark y muy parecido al de iTunes, así que todo es llegar y ponerse a escuchar. Sobre las cuestiones legales respecto a Musicuo todavía está por ver cuál es la situación: no ofrece mucha información al respecto y ni siquiera está muy claro qué empresa lo gestiona.

En la ayuda y condiciones del servicio se indica que los usuarios pueden subir canciones que parecen ser las mismas que luego escuchan, pero no queda muy claro cuál es la fórmula.

El resultado es un montón de música comercial al alcance de cualquiera, tanto actual como temas más clásicos, desde los Beatles a Madonna pasando por las canciones de Mecano.

Dejando aparte estos cinco sitios de música, los aficionados a otras alternativas más radicales pueden probar también servicios como SoundCloud o Bandcamp donde se juega con las remezclas y los grupos y artistas totalmente independientes suben sus canciones por amor al arte o para venderlas.

Fuente: RTVE

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: