Ni Omega 3, ni bifidus, ni ostias… Directo de la teta

27 05 2011

Las agencias de noticias curiosas o raras han publicado que una chica de Gran Bretaña está vendiendo su leche materna por Internet para obtener un dinero extra. Toni Ebdon, de 26 años, dio a luz un bebé a principios de año y sus pechos comenzaron a producir tanta leche que se le ocurrió extraerse la que le sobraba y ponerla en venta a través de la red. Lo que nunca hubiera imaginado es que la mayoría de las respuestas recibidas no serían de madres que no pueden producir leche suficiente para alimentar a sus bebés, sino de… ¡hombres!

Aunque parezca raro, muchos adultos usan la leche materna para tratar enfermedades, desde el cáncer hasta la diabetes, o simplemente para mantenerse saludables.

El año pasado, Daniel Angerer, un chef de Nueva York, sorprendió a la opinión pública al convertir en queso la leche de su esposa y comenzar a servirlo como aperitivo en su restaurante, el Klee Brasserie. Y pronto los canapés preparados con el queso de leche materna, higos y pimienta húngara causaron sensación.

Según dijo Angerer al New York Post, el queso tenía un sabor dulzón parecido al que se elabora con leche de vaca, y hasta llegó a recomendar un vino para acompañarlo: un Riesling. Pero cuando el periódico publicó la noticia, el Departamento de Salud de la ciudad ordenó al chef que no continuara sirviendo ese tipo de queso en el restaurante.

A principios de este año se dio a conocer que una heladería de Londres, llamada Icecreamists, estaba sirviendo un helado elaborado con leche materna, vainilla y limón, al que bautizaron “Lady Gaga”. También se informó que al menos 15 madres donaron voluntariamente la leche para elaborar el helado, y que la heladería les pagó 15 libras ($24) por 10 onzas.

En estos días el queso elaborado con leche materna ha vuelto a ser noticia, pues una diseñadora de Nueva York, Miriam Simum, ha hecho una instalación temporal en una galería de esa ciudad, bajo el nombre de The Lady Cheese Shop (La tienda de queso de señora). En ella, la diseñadora ofreció una degustación de lo que ella llama Queso Humano, elaborado con la leche de tres mujeres que están lactando. En esta ocasión, el queso solamente se produjo con el fin de exponerlo y darlo a probar, pero no para vender.

La artista, según ha dicho, se propuso provocar una discusión sobre las formas en que el cuerpo humano se usa como “fábrica” produciendo sangre, cabello, esperma, óvulos y órganos para trasplantar en otras personas. Pero no ha podido conseguir que la gente vea el uso de la leche materna con la misma naturalidad con la que se ve el uso de sangre humana en una transfusión o el de cabello para confeccionar pelucas.

Quién sabe, a lo mejor el queso de leche materna llega a convertirse en la golosina del siglo 21.

Fuente: Impre.com

Anuncios

Acciones

Information

One response

27 05 2011
Directo de la “Teta” a tu mesa « EL CLUB DE LOS BANEADOS

[…] Fuente: El rincon de Martinez […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: