Quiero un hijo tuyo abuela

29 05 2011
Pearl Carter es una mujer de 72 años que ama a un joven de 26, llamado Phil Bailey. La diferencia de edad no es lo más importante, lo peor es que el novio de esta señora es su nieto. Ambos, abuela y nietecito, han alquilado con los ahorros de la jubilada, un vientre en alquiler para tener un hijo.

Los familiares y conocidos están horrorizados con el romance del chico con la abuelita, según publica Yahoo News. La pareja, que vive en Indiana, EEUU, está convencida de su amor y ya pusieron los 54.000 dólares que cuesta alquilar un vientre para realizar el sueño de tener un hijo.

“Amo a Pearl con todo mi corazón. Siempre me he sentido atraído por las mujeres de edad y creo que Pearl es magnífica. Ahora voy a ser papá y no puedo esperar”, afirmó el nieto-novio.

Ambos decidieron utilizar el dinero de la jubilación de Pearl, para contratar a Roxanne, de 30 años, quien ya lleva al hijo de Pearl y Phil en su vientre de alquiler.

Las declaraciones de la abuela sonrojan: “Por primera vez en mi vida me siento sexualmente viva”.

Pearl salió embarazada de su hija Lynette cuando tenía 18 años. Para evitar la deshonra familiar, los padres de ella dieron a su bebé en adopción.

Después de varios años ella se casó, pero no volvió a tener hijos. Durante todo el tiempo, Pearl buscó a su hija perdida, pero dejó de intentarlo hace 15 años.

En 1983, Lynette, la hija de Pear, tuvo a Phil y lo crió siendo madre soltera. Cuando Phil cumplió 18 años, Lynette le confesó que ella era adoptada.

Coincidió que le habían diagnosticado cáncer al cerebro, así que su hijo la cuidó durante 6 meses hasta su muerte y decidió encontrar a su familia biológica. Según el portal ´Lifestyle´, la búsqueda de Phil duró tres años hasta que encontró la dirección de su abuela de la que ahora es novio.

Pearl, que era viuda, se emocionó mucho con la carta y le escribió de vuelta quedando en encontrarse para conocerse mejor. La primera vez que se vieron fue en el 2006.

Pearl asegura que al momento de recibir la carta “mi corazón saltaba de alegría. Le escribí de inmediato e incluí mi número de teléfono.” Phil llamó a su abuela. Ambos estaban nerviosos.

Pearl le contó como fue obligada a dejar a su hija y Phil le contó sobre su muerte.

“Cuando me envió su foto por correo electrónico, pensé “que hombre guapo y sexy” y luego me reté a mi misma: ¡es mi nieto!”

En el año 2006 nieto y abuela se vieron por primera vez. “Desde el primer momento que lo vi, supe que nunca podría tener una relación abuela-nieto”, contó la anciana. “Por primera vez en años sentí deseos sexuales.”

El chico explicó que a él le sucedió exactamente igual: “Tenía ganas de besarla allí mismo. Mis sentimientos eran abrumadores”.

La primera semana fueron de compras, salieron a los bolos y a comer. Sin embargo, ya en la segunda semana, después de una noche de copas, ambos decidieron no prolongar más sus deseos.

“Llamé a Phil a mi habitación, lo senté sobre la cama y lo besé,” asegura la señora . “Yo esperaba un rechazo, pero por suerte el me devolvió el beso.”

El chaval, por su parte, contó que en ese momento “estaba muy emocionado y excitado”. “Yo podría estar con Pearl y estaba bien porque ella no me había criado y no la había visto en toda mi vida.”

A partir de esa noche Pearl Carter y su nieto Phil Bailey, se convirtieron en amantes.

Fuentre: El Digital
Anuncios

Acciones

Information

One response

31 05 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: