Coctel de gasolina

14 07 2011

Se llama Che De, tiene 72 años y una particular manera de poner fin a la tos y los dolores de garganta: beber litros y litros de gasolina.

Todo comenzó a finales de los sesenta, cuando este hombre, habitante de una pequeña localidad en el centro de China, pidió consejo a un amigo para poder acabar con un molesto resfriado que se estaba alargando más de la cuenta. Así, para su sorpresa, éste no le recomendó, precisamente, una cucharadita de miel con limón para suavizar la garganta sino pequeños sorbos de queroseno que, con el tiempo, él sustituyó por gasolina.

Nada se sabe de los supuestos conocimientos médicos del amigo, pero lo cierto es que el remedio resultó ser tan eficaz para Chen que desde entonces no duda en tomarse cada día su dosis de gasolina. Algo que, asegura, le ha procurado una salud de hierro durante todos estos años.

Tanto es así que, si hacemos cálculos, este anciano puede haber ingerido más de una tonelada y media a razón de entre 3 y 4 litros de gasolina mensuales. Esta cantidad le habría servido para recorrer en coche la friolera de 21.600 kilómetros o, lo que es lo mismo, la distancia que separa Madrid de Pekín.

Y es que, Chen confiesa que ya no la toma por sus problemas de garganta sino porque le encanta tomar su pequeños vaso antes de acostarse cada día. De hecho, cuando sus hijos trataron de convencerlo para que abandonara esta costumbre, prefirió abandonar a su familia antes que dejar la gasolina.

Fuente: Exite

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: