Los taxis libres no circularán

9 02 2011

La capital catalana lanza un plan para reducir a la mitad la emisión de partículas en un plazo de diez años.

El Ayuntamiento de Barcelona prepara un paquete de medidas, que se aprobará en un máximo de dos meses, para reducir en un 56% la emisión de partículas contaminantes en diez años. El ambicioso proyecto ya cuenta con el apoyo político suficiente para ser aprobado y dará más aire al equipo de gobierno. En muchas estaciones de Barcelona se superan con creces los límites de emisiones que fija la Unión Europea aunque, por ahora, a diferencia del caso de Madrid, esta situación no ha perjudicado la imagen del equipo de gobierno. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios